fbpx

Variedad y número de producto: destaca en el punto de venta

Variedad y número de producto: destaca en el punto de venta

La variedad y cantidad de productos en el punto de venta son dos herramientas significativas para el proveedor y el mercado.

Ambas características son de gran relevancia. Al hablar de variedad nos referimos al surtido de productos que existe en una tienda en referencia a una marca. Por su parte, la cantidad se refiere a la cantidad de productos de una misma categoría disponibles en el punto de venta.

A continuación te compartimos algunos datos que debes tomar en cuenta a la hora de tomar la decisión sobre tu estrategia de variedad o cantidad.

Variedad en el punto de venta

El propósito de la variedad es satisfacer las necesidades del cliente y brindar mejores opciones dentro del umbral de productos.  

Para Infocif, el surtido debe contar principalmente con tres características:

  • Debe tener varias familias de productos (amplitud).
  • Debe contar con artículos complementarios (coherencia).
  • Cantidad per se de bienes de cada familia de productos (profundidad).

Sin embargo, la variedad en el punto de venta no resulta un beneficio completo para todas las firmas. Esto último debe considerarse cuando la rotación del producto es menor a lo esperado.

Llegados a este punto, la siguiente pregunta es: ¿Qué debo tomar en cuenta para determinar si la variedad es útil? Lo relevante es entender que si se opta por la variedad, es importante:

  • Identificar y conocer bien al mercado que se busca atacar.
  • Entender las necesidades específicas del segmento que nos interesa.

Cantidad en punto de venta

El principal objetivo es aumentar el volumen de ventas. La lógica podría indicar que el aumento en el número de productos exhibidos implica más ventas.

Sin embargo, numerosos estudios han dado a conocer que la tendencia en cantidad es relativa.

De acuerdo a la investigación “Efecto del tamaño del surtido sobre el consumidor en el punto de venta: un análisis de artículos publicados”, realizada por la Universidad de Almería, indica que el efecto de la variación del tamaño del surtido en el comportamiento del consumidor es de gran dimensión.

Además, el estudio señala que el mayor de los efectos producidos en el consumidor ante cambios del surtido es la evaluación del mismo.

Al respecto, la variabilidad funciona como una característica llamativa y personalizada para el consumidor. Sin embargo, aún no se demuestra que una elevada cantidad de producto en el punto de venta sea determinante en la compra.

Principalmente, el mayor porcentaje de variabilidad se explica por el tipo de bien del que se trata y no por la cantidad de producto.

¿Existe algún criterio general para definir el tamaño de un surtido como pequeño o grande?

Se puede asumir que existe un umbral en el cual el surtido comienza a ser difícil de procesar por el consumidor sin que afecte el incremento de opciones. Sin embargo, hasta ahora es imposible determinar su valor.

El tamaño del surtido requerido depende de múltiples factores y depende de cada marca identificarlos y evaluarlos.

¿Tu marca ya está ganando o sigues esperando para innovar? Si requieres ayuda, dinos y con gusto te ayudaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *